A los fines de seguir el auge alcanzado por el estilo orientado al Pop, Urban Cowboy, a finales de los 70 e inicios de los 80, cantantes como George Strait y Randy Travis concentraron sus esfuerzos en llevar la música Country a sus raíces, comenzando así un movimiento conocido como New Traditionalits. Mientras su sonido se basaba primordialmente en el Honky Tonk, también se jactaba de contar con las ventajas de las últimas técnicas de producción y equipamiento, probando que la música Country pura todavía podía sonar auténtica y moderna.

En un principio, el Contemporary Country se construyó basándose en esta revelación y apoyándose en el New Traditionalist Country e influenciándose con sonidos Pop/Rock. Durante finales de los 80 y comienzo de los 90, Contemporary Country era esencialmente Country, aunque captando una audiencia como nunca antes, gracias en buena parte a Garth Brooks y sus persistentes influencias Rock. Aunque en este punto los sencillos exitosos eran muy raros, los álbumes Contemporary Country empezaron a venderse en cantidades sin precedentes durante el auge de Garth Brooks; y mientras el Contemporary Country era limitado, sin razones, a cantantes masculinos, ellos eran los principales beneficiarios de la proyección y auge que estaba tomando el estilo musical durante la época.

Esta oleada de artistas masculinos dominaron el Contemporary Country desde inicios de los 90 hasta la mitad, mezclando Country sencillo con los sonidos del movimiento New Traditionalist que pasó a ser una gran influencia dentro de sus producciones. Todo esto empujó al Contemporary Country a adentrarse cada vez más y más en la escena Pop y fue así como entraron en escena las cantantes femeninas, quienes diferenciaban su música con una entonación nasal y sonidos Pop/Rock.

Mientras cada vez más el Contemporary Country se alejaba de sus raíces, su buena disposición a ser escuchado por un, cada vez más grande, buen número de seguidores, permitió el dominio de la escena en forma masiva a los trabajos de Shania Twain, LeAnn Rimes, The Dixie Chicks, y Faith Hill a finales de los 90. Aunque las canciones estaban cerca del Neo-Honky Tonk, o del Pop/Rock, siempre el Contemporary Country se distingue por sus brillantes producciones, listas para radio, las cuales ocasionalmente incluyen sintetizadores, manteniendo siempre su estilo pulido y liso y haciéndola accesible por igual a fanáticos del Country, Rock y Pop…

Compartir