A finales de los 70, una oleada de Singers/Songwriters (cantantes/compositores) se había dispersado dentro del Soft Rock (James Taylor), por caminos más experimentales (Joni Mitchell), otros siguieron dentro del Pop convencional (Carole King, Paul Simon) y el Rock (Jackson Browne). Aparte de apariciones ocasionales de un artista que mostraba influencias de la era clásica del Singer/Songwriter, como Joan Armatrading o Rickie Lee Jones, y una oleada de “nuevos” Dylans como Steve Forbert y Loudon Wainwright, no había más audiencia para los Singer/Songwriters.

A finales de los 80 emergió un nuevo grupo de Singer/Songwriters que recordó la introspección y la intimidad de la era del Singer/Songwriter, pero le añadió algunas técnicas modernas de producción. Marcadas por el éxito de Suzanne Vega de 1988, “Luka“, muchas cantantes femeninas (Tracy Chapman, Michelle Shocked, Shawn Colvin, Edie Brickell, y the Indigo Girls, por nombrar algunas) usaron una mezcla similar de Folk Pop y composiciones, para seguir a Vega en las carteleras. El estilo se hizo popular y muchos cantantes masculinos como Luka Bloom y Freedy Johnston encontraron éxito siguiendo la misma fórmula. El punto más alto de popularidad para éste estilo fue en los 90 con el enorme éxito de Sarah McLachlan. Aún en los 2000 es un estilo musical muy viable…Contemporary Singer/Songwriter

Compartir