El Country es un estilo musical surgido en los años 20 en las regiones rurales del sur de los Estados Unidos. Combinó en sus orígenes la música folclórica de algunos países europeos de inmigrantes, principalmente Irlanda, con otras formas musicales ya arraigadas en Norteamérica, como el Blues y la música espiritual y religiosa como el Gospel. El término Country comenzó a ser utilizado en los años 40 en detrimento del término Country & Western, terminando de consolidarse en los 70.

El Country tradicional, se tocaba esencialmente con instrumentos de cuerda, como la guitarra, el banjo, el violín sencillo (fiddle) y el contrabajo, aunque también intervenían frecuentemente el acordeón (de influencia francesa para la música cajun), y la armónica. En el Country moderno se utilizan sobre todo los instrumentos electrónicos, como la guitarra eléctrica, el bajo eléctrico, los teclados, el dobro, o la steel guitar.

La agrupación The Carter Family fue la primera en grabar en disco una canción Country, junto a Jimmie Rodgers, consolidando este género musical con el nombre inicial de “hillbilly“, que luego dejaría paso al de, simplemente “Country”. Ambos influyeron con sus respectivos estilos a numerosos cantantes que les sucedieron. En los años 40 fueron sobre todo cantantes como Pete Seeger y Hank Williams los que contribuyeron a su creciente popularidad. En la década de los 50 la música Country adquirió elementos del Rock ‘N’ Roll (el vigoroso “Rockabilly“) de: Johnny Cash, Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Bill Haley, o Buddy Holly); género que por aquel entonces vivía un enorme auge, y que aportó ritmos y melodías más desarrolladas. Si bien se pueden escuchar hoy en día toda clase de variantes del Country, el que se combina con el Rock, y más recientemente con el Pop, es el que más éxito tiene ante el gran público poco entendido. Artistas como Kenny Rogers, Shania Twain y Faith Hill, originalmente cantantes de Country, venden millones de discos, gracias al marketing y a la publicidad (“crossover”) de sus canciones que se acercan mucho al Rock y al Pop.

Así, el término Country, actualmente es un cajón de sastre en el que se incluyen diferentes géneros musicales: el sonido Nashville (más cercano al pop de los años 60), el Bluegrass (popularizado por Bill Monroe y Flatt and Scruggs, basado en ritmos rápidos y virtuosísimos, interpretados con mandolina, violín y banjo), la música de Westerns de Hollywood, el Western Swing (una sofisticada música basada en el jazz y popularizada por Bob Wills), el sonido Backersfield (popularizado por Buck Owens y Merle Haggard), el Outlaw Country, Cajun, Zydeco, Gospel, Odtime (música Folk anterior a 1930), Honky Tonk, Rockabilly o Country Neo-Tradicional. Cada estilo es único en su ejecución, en el uso de ritmos y acordes, aunque muchas canciones han sido adaptadas para los diferentes estilos. Por ejemplo, la canción “Milk Cow Blues“, una antigua melodía Blues de Kokomo Arnold, ha sido interpretada en una amplia variedad de estilos del Country, desde Aerosmith a Bob Wills, pasando por Willie Nelson, George Strait, Ricky Nelson o Elvis Presley…

Compartir