El Latin Pop se convirtió en la forma más popular de Música latina en los Estados Unidos durante los 80 y los 90, incluso entre los oyentes no latinos a finales de los 90. El Latin Pop fue profundamente afectado por las técnicas de producción de otros estilos de música – tanto latinos como no latinos – que se originaron en los Estados Unidos.

El estilo Tejano, radicado en Texas y en la frontera entre Estados Unidos y México, había empezado a introducir sintetizadores y una mayor sensibilidad urbana. Además, New York y Miami eran el hogar de los lugares de baile para la música Latin.

Todo esto influenció al Latin Pop, el cual mantuvo sus sonidos latinos, pero apoyados en baterías y sintetizadores en la mayoría de sus arreglos. Gloria Estefan llegó a ser la estrella de Latin Pop de mayor éxito durante los 80, para luego convertirse en una diva del estilo Adulto Contemporáneo con Baladas de mucho éxito.

Esta mezcla de Dance Latino con Baladas Adulto Contemporáneo dominó al Latin Pop durante los 90; la mayoría de sus intérpretes cantaba en español para audiencias latinas, y la similitud del Latin Pop con otros estilos le permitía interpretar exitosas canciones que habían sido escritas originalmente en inglés, en español.

Jon Secada se anotó una larga fila de éxitos durante los 90, y el álbum Dreaming Of You de la estrella del Pop Tejano, Selena, debutó en el puesto uno de las carteleras musicales al momento de su lanzamiento en 1995 (aunque, lamentablemente, este fue un éxito póstumo). Sin embargo, no hay nada comparable a la explosión comercial del Latin Pop en 1999, gracias a álbumes muy bien construidos, la mayoría en idioma inglés, por parte del ex-integrante del grupo Menudo, Ricky Martin (ya una estrella entre la audiencia de habla española), y por la actriz Jennifer López…

Compartir